Seleccionar página

Desarrollo de mama anormal:

Es habitual, y totalmente normal que las mujeres  tengan un seno ligeramente más grande que el otro. Puede que una mama sea más grande que la otra o que el pecho tenga una forma o presente una posición ligeramente distinta, Por lo general, la diferencia no se nota externamente y no supone una amenaza médica, pero, en ciertas ocasiones, el desarrollo desigual de los senos puede causar problemas físicos significativos, además de problemas psicológicos.
La forma, el tamaño, la simetría y la proporción de los pechos juegan en papel fundamental para el equilibrio físico y emocional de la mujer.
Los niños y las niñas tienen tejido mamario. El desarrollo normal de los senos aparece primero poco después del nacimiento y nuevamente al inicio de la pubertad. El tiempo en que se desarrollan los senos varía mucho de una persona a otra y en algunas niñas no ocurre hasta que ya están en la adolescencia media.
Cuando una niña no tiene tejido mamario a la edad de 13 años, se considera que el desarrollo de sus senos está retrasado. Aunque es raro, puede que los botones mamarios no existan debido a una deformidad de la pared de los senos o debido a una insuficiencia del músculo pectoral subyacente para desarrollarse adecuadamente. Las muchachas con enfermedades crónicas tales como la enfermedad de Crohn, el síndrome de Turner, o los trastornos alimentarios también pueden no desarrollar botones mamarios a los 13 años de edad.
Dependiendo del objetivo, existen varios tipos de cirugía plástica que pueden ser realizados en los senos, siendo posible aumentarlos, disminuirlos, levantarlos e incluso reconstruirlos, como en los casos de remoción de la mama debido a cáncer de mama.