Seleccionar página

fffffffffff

La autoexploración testicular es una medida preventiva que sirve para detectar de manera temprana la presencia de cáncer (tumores) en uno o los dos testículos.

Se trata de un procedimiento sencillo que se realiza durante uno o dos minutos, por medio del cual se busca localizar protuberancias, masas o bolitas en el saco escrotal.

Se sugiere realizarlo de pie y después de la ducha, justo en el momento en que la piel del escroto se encuentra suave y relajada.

La autoexploración se realiza testículo por testículo: Primero se palpa suavemente el saco escrotal para localizar los testículos. Una vez identificada su posición, se examinan cuidadosamente mediante suaves presiones a lo largo de toda la superficie con los dedos índice, medio y pulgar, en busca de bultos, cambios en el tamaño y notoria dureza.

Los testículos deben tener una consistencia firme sin llegar a ser rígida. Es normal que un testículo sea ligeramente más grande que el otro, como también diferencia en su altura. Cualquier protuberancia, agrandamiento o cambio notorio en su dureza puede significar una señal de alarma.

El cáncer testicular es el tipo de cáncer que más afecta a la población masculina entre los 15 y 35 años de edad y se caracteriza por su rápido desarrollo y su posterior propagación a otros órganos, sin embargo su diagnostico temprano permite su adecuado tratamiento e incluso su total curación.

La autoexploración testicular debe realizarse una vez al mes. En caso de cualquier duda acuda a su médico.

A %d blogueros les gusta esto: