Seleccionar página

La cistitis la inflamación  de la vejiga usualmente causada por la bacteria Escherichia coli.

Genera escozor, dolor al orinar y ganas recurrentes de ir al baño. Tiene su origen en la alteración de la flora y sus mecanismos de defensa, y se incrementa especialmente en el verano.

La doctora Sandra Ortega, ginecóloga del Hospital Vithas Rey Don Jaime, dice «los casos de cistitis se deben a que las bacterias ingresan en la uretra colonizando la vejiga y generando una infección».

Normalmente, prosigue, «esta enfermedad infecciosa de las vías urinarias bajas es provocada en un 90% por la bacteria Escherichia coli». «El incremento de la cistitis durante el verano se debe principalmente a factores que favorecen el crecimiento de estas bacterias en la zona urogenital».

Según la doctora Ortega, «si en la parte inferior de la pelvis se siente presión, dolor o ardor en la micción, ganas de orinar aunque la vejiga esté vacía, aumento de la frecuencia para ir al baño, orinas de color intenso así como dolor al mantener relaciones sexuales, se requiere acudir al médico para someterse a un análisis de orina y averiguar si la Escherichia coli es el germen responsable o no, y por lo tanto a qué antibióticos es sensible esa bacteria».

 

Prevenir es primordial

 

Según la especialista, «la humedad usual en la zona genital de las mujeres se incrementa durante el verano a consecuencia del calor y sudoración, lo que hace que sea el caldo de cultivo perfecto para que proliferen las bacterias,  además el uso constante  de bañadores mojados en la playa o piscina. Todo esto ayuda a la proliferación y crecimiento de las bacterias en la zona urogenital». Para ello la doctora Ortega aconseja no permanecer largos periodos de tiempo con el bañador mojado y controlar la sudoración excesiva de las partes íntimas.

 

Beber un litro y medio diario de agua y, evitar retener la orina ayuda a prevenir la cistitis, concluye la doctora.

Entre los alimentos que ayudan están los arándanos, el apio, los espárragos y las peras por su potente acción diurética, comenta la especialista.

 

 Con respecto a la elección de los productos de higiene íntima agrega la doctora Ortega «debemos evitar jabones aromatizados, champús, desodorantes íntimos, sales de baño, compresas aromatizadas y todo lo que pueda irritar la uretra».

Sí presentas ardor al orinar, presión en la pelvis y la sensación constante de querer ir al baño, es de vital importancia que acudas a una consulta con tu ginecólogo.

 

Fuente: ABC Mujeres

A %d blogueros les gusta esto: