Seleccionar página

Estrabismo

El estrabismo es un problema visual que hace que los ojos no estén alineados correctamente y apunten en diferentes direcciones. Un ojo puede mirar hacia adelante, mientras que el otro se vuelve hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. El giro del ojo puede ser consistente o puede ir y venir. La alineación correcta puede intercambiar o alternarse de un ojo al otro.

El estrabismo se presenta en un 4% de los niños de México.

La condición puede desarrollarse en el futuro. Puede estar presente en familias, sin embargo, muchas personas con estrabismo no tienen parientes con esta condición.

Para comprender mejor esta afección se debe entender que seis músculos diferentes rodean cada ojo y trabajan “como equipo”. Esto permite que ambos ojos se enfoquen en el mismo objeto.

En alguien con estrabismo, estos músculos no trabajan juntos. En consecuencia, un ojo mira a un objeto, mientras que el otro ojo voltea en una dirección diferente y mira a otro objeto.

Cuando eso ocurre, se envían dos imágenes diferentes al cerebro: una desde cada ojo. Esto confunde al cerebro. En los niños, el cerebro puede aprender a ignorar (suprimir) la imagen proveniente del ojo más débil.

Si el estrabismo no se trata, el ojo que el cerebro ignora nunca verá bien. Esta pérdida de la visión se denomina ambliopía; también recibe el nombre de “ojo perezoso”. Algunas veces, el ojo perezoso se presenta primero y causa estrabismo.

En la mayoría de los niños con estrabismo, la causa se desconoce. En más de la mitad de estos casos, el problema está presente al nacer o poco después.

Esto de denomina estrabismo congénito.

Dra. Guadalupe Concepción Canul Estrella
Publicación

A %d blogueros les gusta esto: