Seleccionar página

Descubre para qué sirve la cirugía de próstata con láser

La hiperplasia benigna de próstata tiene una cura que se realiza con la última tecnología médica, es decir, la cirugía de láser. Ésta es un procedimiento mínimamente invasivo, en el cual se lleva a cabo la remoción del tejido prostático que causa obstrucción y dificultad para orinar.

La próstata es una glándula del sistema de reproducción masculino. En este órgano se produce el líquido seminal, el cual ayuda a la salida y trasporte de los espermatozoides. También, rodea a la uretra (conducto que lleva la micción hasta el exterior del cuerpo). Es importante indicar que su tamaño aumenta de forma progresiva con la edad.

El crecimiento inadecuado de la próstata

No obstante, el crecimiento de próstata puede ocasionar la obstrucción de la uretra, lo cual se conoce como hiperplasia prostática benigna.  Dicho padecimiento provoca el vaciamiento inadecuado de la orina, generando una mayor sensibilidad e irritación, y se presenta con mayor frecuencia a partir de los 50 años.

Síntomas más comunes

Los signos más comunes para identificar un crecimiento en la próstata son:

  • Aumento en las veces que el hombre orina, especialmente durante la noche
  • Urgencia, necesidad imperiosa de orinar
  • Existe una menor fuerza en el chorro
  • Hay una sensación de no finalizar de forma adecuada la micción
  • Presencia de goteo
  • Los hombres tienen que poner fuerza en el abdomen para poder orinar

Pon atención a tu micción

Los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata empeoran de forma progresiva a lo largo del tiempo si no se atienden de manera oportuna, y pueden provocar un problema más grave. De hecho, cuando el sistema urinario se descompensa puede existir la presencia de infección urinaria ocasionando sangrado, imposibilidad para la micción e incluso se llega a indicar la colocación de una sonda vesical.

Por ello, si se presentan algunos o todos los síntomas aquí planteados es prioritario asistir con un médico especialista.

Cirugía láser: una opción de tratamiento

Ahora bien, la hiperplasia benigna de próstata tiene una cura que se realiza con la última tecnología médica, es decir, la cirugía de láser. Ésta es un procedimiento mínimamente invasivo, en el cual se lleva a cabo la remoción del tejido prostático que causa obstrucción y dificultad al vaciamiento de la vejiga. Cabe mencionar que, existen diferentes tipos de láser como el Verde, el Holmium y el Tulio, pero se aplican con la misma finalidad: mejorar la condición del órgano prostático.

Pero, ¿cómo se realiza el procedimiento?

Las cirugías prostáticas con láser se realizan bajo anestesia general o regional, dependiendo de la condición del paciente. Después, se hace uso de una fibra láser que produce la vaporización del tejido responsable de la obstrucción.

El tiempo de la cirugía es entre una y dos horas. Luego, se coloca una sonda uretro vesical para el vaciado adecuado de la vejiga, pero se retira el día después del alta médica. Por otro lado, cuando se hace uso del láser se minimiza el nivel de intervención quirúrgica y sangrado, por lo que el paciente se recupera de una forma más rápida. El 90% de los pacientes son dados de alta durante las primeras 24 horas.

Lo que sí y lo que no de la cirugía láser de próstata

El beneficio principal de esta técnica es el tiempo de recuperación y la reducción significativa del sangrado de la próstata que se presenta en una cirugía tradicional.

Por otra parte, al realizar un procedimiento quirúrgico en el área del órgano reproductor se indica la inactividad física y sexual, al menos por un mes para la recuperación total del paciente.

Asimismo, después de la cirugía, se pueden presentar problemas de incontinencia urinaria o disfunción eréctil, lo cual es poco frecuente, y los especialistas tienen una experiencia positiva al realizar este tratamiento.

La tecnología médica, una alidada de los pacientes

Sin lugar a duda, el desarrollo de tecnología médica mejora la vida de las personas al minimizar el tiempo que pasan en hospitalización, y la cirugía de próstata con láser es un ejemplo de ello, ya que ayuda a los hombres a recuperar una micción adecuada en menos tiempo y con una mínima duración del dolor.

 

Al final la recomendación es visitar a su UROLOGO o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/urologos/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

A %d blogueros les gusta esto: