..:: ANGIOLOGOS EN MERIDA::..

Los Angiólogos Cirujanos Vasculares son médicos especialistas que tratan de manera exclusiva las enfermedades que afectan el resto del sistema circulatorio excluyendo el corazón y sus vasos; de la cabeza a los pies, con excepción de los vasos que están dentro del cráneo y del cerebro.

Dr.Raúl A. Bacelis Arzápalo
Angiología y Cirugía Vascular y Endovascular
Ced. Prof. 3769299 Ced. Esp.5114333

Certificado por el consejo Mexicano de Cirugía Vascular
Posgraduado del CMN Siglo XXI Várices, problemas de circulación y Pie diabético.

  • Varices
  • Escleroterapia
  • Cirugía Vascular
  • Atención especializada en pie diabetico

Clínica de Merida Consultorio 423 Colonia García Gineres

Tel. 9204511 /
9421800 ext 1297

drraulbacelis@hotmail.com

Ver pagina web

 

Dra Marina Durán Parra

Angiología, Cirugía Vascular y Endovascular.
Ced. Prof. 7361233.
Ced. Esp. 10839747.

Certificada por el Consejo Mexicano de Angiología y Cirugía Vascular A.C. Certificado #565.

Miembro de la Sociedad Mexicana de Angiología y Cirugía vascular.

Egresada del Centro Médico Nacional “SIGLO XXI”

  • Atención al pie diabetico.
  • Tratamiento con láser para varices
  • Úlceras vasculares
  • Escleroterapia
  • Enfermedad arterial
  • Linfedema.

Edificio Platino CMA (Consultorio 22)
Calle 56 esq Av Pérez Ponce Centro.
lunes a viernes de 9 a 1 pm

Citas: (999) 688 9733

Cel: 9992 17 65 49

Enviar whatsap

www.angiologo.enmerida.net

Dra. Karla Briseyda Caldera Ojeda

Angiología y Cirugía vascular

Ced. Prof. 4947968 Ced. Esp.8694016

Colegio de Angiología y Cirugía Vascular. Certificado #537

Padecimientos.
  • Várices y enfermedades venosas
  • Trombosis venosa profunda
  • Tromboflebitis
  • Pie Diabético
  • Enfermedad carotídea
Procedimientos
  • Escleroterapia
  • Varicectomía
  • Ablasión de safena por láser
  • Curacion de pie diabético con terapia especializada de heridas
  • Colocación de filtro vena cava

Calle 15 #501 x 18 y 22 Consultorio 708 piso 7° Torre Médica Cénit. Fracc. Altabrisa. Mérida Yucatan

Citas: Cel. 9993730139

Enviar whatsap

Paciente desde medicosenmerida.mx

5 + 15 =

Dr. Jorge Eduardo Martínez Cachón

ANGIÓLOGO ESPECIALISTA EN HERIDAS

Ced. Prof. 4656211 | Ced. Esp. 6323921

Tratamientos:

  • Pie Diabetico
  • Heridas Cronicas
  • Varices
  • Trombosis
  • Aneurismas
  • Cateter para Hemodialisis
  • Cateterismo
  • Angioplastia
  • Colocacción de Stent
  • ByPass Perfiferico
  • Laser de Varices
  • Escleroterapia 
  • Manejo Avanzado de Heridas
  • Terapia de Presión Negativa

Centro Médico Pensiones (Consultorio 104)
Calle 7 34, García Ginerés

Tel. 9203308

Cel. 9999009080
Enviar whatsap

 

dr.jmtz@gmail.com

Dr. Sergio Castillo Medellín

Angiólogo, Cirujano Vascular y Endovascular

Ced. Prof 4162870
Ced. Esp 7237597
Certificado por el Consejo Mexicano de Angiología Cirugía Vascular y Endovascular

Calidad y honestidad en todo procedimiento

Atención en:

  • Terapia avanzada para úlceras Agudas y crónicas
  • Tratamiento para ‘arañitas’ vasculares
  • Tratamiento para várices sin cirugía (escleroterapia)
  • Cirugía con láser o radiofrecuencia para várices
  • Atención y salvamento de pie diabético
  • Drenaje venoso y linfático (masoterapia)
  • Medias de compresión graduada
  • Ultrasonido Doppler Vascular
  • Cirugía ambulatoria o de corta estancia
  • Diagnostico vascular no invasivo
  • Enfermedades de circulación arterial
  • Trombosis venosa profunda
  • Terapia Endovascular (arterias y venas)

Centro Médico Pensiones
Calle 7 #215-A x 32 y 34
Consultorio 306

Tel. (999) 252 0679
Cel. 9992 78 57 08
Enviar whatsapp

Email: eduscs@yahoo.com.mx

Dr. Alejandro Hay Valadez

Postgraduado Hospital Hnos Ameijeiras, La Habana, Cuba.
Angiología y Cirugía Vascular.
Ced. 2938695 | Esp. 5446022

  • Ulceras
  • Varices
  • Heridas
  • Pie diabético
  • Trombosis Venosa y Arterial
  • Cirugía de Aorta y Carótida

Grupo Médico San Ignacio
Calle 69 x 46 y 48 esquina Centro Mérida Yuc.

Clínica Lindavista
Calle 44 #385 x 19 C y 21
Col. Pedregales de Lindavista

Telefonos: (999) 254 6444 | 289 7662

Celular: 9992 51 8405
Enviar whatsapp

Email: diema014@gmail.com

Dr. Enrique Ortíz Herrasti

Cirujano Vascular

Cédula Especialidad 6745761.

Egresado UNAM.

Miembro Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular.

Posgrado Hospital Del Mar, Barcelona, España.

Cirugía Endovascular, Hospital Saint James’s, Dublín, Irlanda.

Centro de atención de heridas.

Aseguramos un diagnóstico adecuado y una curación completa en las manos correctas.

Especialistas en heridas, pie diabético y cirugía endovascular (mínimamente invasiva)

Atención a:

  • Problemas de circulación
  • Insuficiencia venosa
  • Insuficiencia arterial
  • Escleroterapia
  • Cirugía láser de varices
  • Heridas
  • Pie diabético
  • Aneurismas

¡Nuestra meta es tu curación!
Atención previa cita
Servicio a domicilio

Torre Milenium altabrisa 4° piso consultorio 412

Citas: 999 920 2718

Cel: 9997 38 74 61
Enviar whatsapp

aih.merida@gmail.com

www.aih-merida.com

Artículos de angiologos en Mérida

IVUS, tratamiento innovador para decir adiós a las hemorroides

IVUS, tratamiento innovador para decir adiós a las hemorroides

Escrito por: DR. JUAN GUILLEUMA AREGAY
original: topdoctors.es/articulos-medicos/ivus-tratamiento-innovador-para-decir-adios-a-las-hemorroides

IVUS es una ecografía intravascular, por dentro de los vasos, que permite ver claramente la vena iliaca, haciendo que la intervención de las hemorroides sea indolora. El Dr. Guilleuma, experto en Angiología y Cirugía Vascular, habla de este tratamiento.

Cómo afectan las hemorroides

Las hemorroides es una de las enfermedades con mayor prevalencia en la sociedad, se calcula que entre una y cinco de cada diez personas las han sufrido a lo largo de su vida. Debido a este índice, es importante mantener las medidas higiénicas locales, la dieta rica en fibras, las emulsiones locales y los tratamientos farmacológicos con venotónicos cómo profilaxis de la enfermedad hemorroidal.

Hay tres grupos de hemorroides en función de su anatomía, el superior, el medio y el inferior. El superior drena al sistema portal y el inferior a la vena iliaca interna. El grupo de las venas hemorroidales medias, simplemente comunica los grupos previos, pero el flujo es exclusivamente en sentido desde el grupo superior al inferior.

Tratamiento para las hemorroides

Existen diferentes técnicas quirúrgicas para tratar las hemorroides, que pueden ser más o menos agresivas en la extirpación, así como más o menos intervencionistas. El problema es que todas estas intervenciones infieren directamente en las hemorroides, pero no en su causa. Esto comporta que los tratamientos sean molestos y dolorosos para el paciente, ya que todos ellos, de una forma u otra, tienen como objetivo destruir las hemorroides.

Tratamiento IVUS para las hemorroides

La técnica IVUS permite identificar las obstrucciones al flujo en la vena iliaca común, superior a las otras técnicas de imagen como la flebografía, AngioTAC, AngioRMN o ecografía convencional.

Este tratamiento, en un inicio se aplicó a los cuadros de varices especiales, lo que llevó a pensar que se podía aplicar lo mismo a las hemorroides. Esta patología siempre se ha considerado un problema estrictamente anal, pero el cambio de concepto hacia varices especiales debido a su drenaje hacia la vena iliaca ha permitido un nuevo enfoque en su tratamiento, considerándolo un problema de la circulación.

Esta técnica ataca directamente a la causa de las hemorroides y no a su consecuencia, por lo que no hay que tocarlas, algo que implica que la técnica sea totalmente indolora, siendo además la única técnica que no destruye nada, sino que reconstruye lo que funciona mal. El proceso dura entre dos y tres horas,

pero el paciente es dado de alta al momento y se asegura que ya no va a volver a padecer el problema.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/ para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Trombosis: qué es y cómo prevenirla

Trombosis: qué es y cómo prevenirla

Una trombosis es la formación de un coágulo en el interior de un vaso sanguíneo, vena o arteria, ocasionado por diferentes causas, como la alteración de vasos sanguíneos (arterioesclerosis o traumatismos) o la alteración de los factores de coagulación (trombofilias).

Causas de la trombosis

Hay diferentes factores que pueden favorecer la formación de trombosis, como permanecer en cama por un periodo prolongado de tiempo o las intervenciones quirúrgicas. También hay otros factores evitables que favorecen las trombosis como son el tabaquismo, la mala alimentación y la obesidad.

Síntomas de la trombosis

Los síntomas que producen las trombosis son muy variados en función de la zona afectada y de si se trata de una trombosis venosa o arterial.

La trombosis venosa, que afecta a los miembros inferiores, se manifiesta como dolor, enrojecimiento e hinchazón de la pierna de forma brusca.

Sin embargo, otro tipo de trombosis venosa es la que afecta a las venas superficiales varicosas y que se manifiesta como dolor, enrojecimiento y endurecimiento local del trayecto varicoso. La trombosis venosa superficial está directamente relacionada con las varices y tiene una menor trascendencia médica.

La trombosis arterial de miembros inferiores que se produce de forma aguda ocasiona la falta de la perfusión de las extremidades de forma brusca. Clínicamente se manifiesta con frialdad, palidez, impotencia funcional y dolor intenso en pie y pierna.

Consecuencias de la trombosis

La trombosis venosa profunda en miembros inferiores, de forma tardía, puede producir el síndrome postflebítico, que se manifiesta como edema, dolor y afectación de la piel, llegando incluso a desarrollar ulceras de forma crónica.

La mayor complicación aguda de la trombosis venosa profunda es la movilización de un trombo que se encontraba originariamente en las piernas

hasta los pulmones, ocasionando una embolia pulmonar. La embolia pulmonar es una emergencia médica que se manifiesta clínicamente con dolor en en el torax, falta de aire, tos, en ocasiones con sangre (hemoptisis) y en casos graves, hipotensión e incluso pérdida de conocimiento.

La trombosis arterial en miembros inferiores, si no se trata, puede ocasionar el daño en los tejidos y estructuras que no están siendo irrigados, pudiendo llegar al infarto tisular y la gangrena.

Tratamiento de la trombosis

La trombosis venosa profunda de miembros inferiores se trata con medicaciones anticoagulantes y soporte elástico con medias terapéuticas. El diagnóstico precoz y la instauración del tratamiento lo antes posible reducen las complicaciones agudas, en ocasiones graves, y las posibles secuelas crónicas, como el edema y las ulceraciones en las piernas.

La trombosis de los trayectos varicosos se trata con heparina a dosis más bajas y cremas tópicas de corticoides. En un segundo tiempo sería necesaria la valoración de un cirujano vascular para plantear la cirugía de las varices.

La trombosis arterial de miembros inferiores precisa de una valoración urgente por parte de un cirujano vascular para indicar el mejor tratamiento, en ocasiones con medicaciones anticoagulantes o fibrinolíticas, que rompen los coágulos, y en otras ocasiones mediante un tratamiento quirúrgico como bypass, stents, etc.

Prevención de la trombosis

Actualmente, hay una gran concienciación, tanto por parte del sector sanitario como por parte de los pacientes, en la prevención de los eventos trombóticos.

Las trombosis venosas se pueden prevenir con la deambulación precoz tras las intervenciones, el acortamiento de los ingresos hospitalarios y el empleo de heparinas de forma profiláctica cuando se cree necesario.

Las trombosis arteriales se pueden reducir con una reducción de los factores de riesgo cardiovascular, es decir, mediante el control de la tensión arterial y la diabetes, una buena alimentación y la abstención tabáquica.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Eco Doppler: cómo se realiza y qué aplicaciones tiene

Eco Doppler: cómo se realiza y qué aplicaciones tiene

La ecografía doppler o eco-Doppler es una prueba de diagnóstico no invasiva que se basa en una ecografía convencional (imagen en dos dimensiones, en escala de grises), usando ultrasonidos (sonidos por debajo del espectro auditivo humano) a la que se asocia una onda de flujo que se obtiene aprovechando el efecto Doppler (igual que un sonar de un submarino).

El efecto Doppler es la traducción en gráfico de un haz de ultrasonidos que choca con los elementos en movimiento que se encuentra a su paso (los elementos formes de la sangre: glóbulos rojos, blancos, plaquetas,…) y devuelve otro haz que el ordenador transforma en gráfico (onda). También se llama “dúplex”, y si asociamos color a las partículas en movimiento obtendremos el “triplex”. Convencionalmente, todo lo que se acerque a la sonda será representado en rojo, y en azul todo lo que se aleje.

¿Cómo se realiza la eco-Doppler?

El paciente descubrirá la zona que se va a explorar; el especialista en Angiología y Cirugía Vascular, en función del tipo de exploración, lo invitará a colocarse de pie o tumbado, boca arriba o boca abajo, así como con diferentes giros del cuello. Extenderá un gel “transductor” y pasará una sonda (como un micrófono) por la zona que vaya a examinar.

¿Qué aplicaciones tiene la eco-Doppler?

El especialista realizará esta prueba para explorar flujos, su velocidad, dirección (hemodinámica), así como para obtener datos de la forma y tamaño del vaso que analiza (Morfología).

Así, en el sector arterial analizará:

* Dúplex de TSA: las características de los vasos que riegan el cerebro, placas, úlceras, estenosis, obstrucciones; la velocidad del flujo y sus

variaciones con las posiciones del cuello. Útil en estenosis carotideas (prevención del ictus), elongaciones carotideas, aneurismas, estenosis de arterias vertebrales, análisis de vértigos, estenosis de arterias subclavias,…

* Dúplex abdominal: troncos viscerales, arterias renales, aneurismas y estenosis de Aorta o iliacas.

* Dúplex de extremidades inferiores: en isquemia crónica (claudicación, dolor de reposo, lesiones), aneurismas.

* Análisisx de viabilidad de colgajos para reconstrucción microquirúrgica de cabeza y cuello, en todos los territorios, explorando existencia de arterias perforantes, localización, viabilidad de la zona donante.

En el sector venoso:

* Diagnóstico de Trombosis venosa profunda o superficial

* Insuficiencia venosa y varices

* Aneurismas

* Malformaciones

¿Preparación del paciente para la la eco-Doppler?

El paciente, salvo en eco-Doppler abdominal, no precisa ayunas ni otra preparación, salvo, quizás, acudir con ropa cómoda y fácil de quitar y poner.

Riesgos de la eco-Doppler

Como hemos dicho, es una prueba no invasiva, es decir, no hay que hacer inyecciones, canalizar vías, ni utilizar contrastes que puedan producir reacción alérgica o daño en algún órgano.

Si la eco-doppler-color (tríplex) no ha sido diagnóstico, usará un “eco-potenciador”, vía venosa, basado en un azúcar, que no produce alergia, pero que

habría que usarlo con cuidado en pacientes diabéticos. Pero esta prueba se realiza de manera excepcional.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Varices? Elimínelas con radiofrecuencia

¿Varices? Elimínelas con radiofrecuencia

La técnica de la radiofrecuencia es una técnica que comenzó su desarrollo en la década pasada y en la actualidad tenemos una gran experiencia en su manejo, por lo que está considerada como una de las mejores técnicas para el tratamiento de las varices por su seguridad, mínima agresión y sin necesidad de baja laboral, en la mayoría de las ocasiones.

En qué consiste la técnica de radiofrecuencia

El tratamiento de las varices con radiofrecuencia es una técnica mínimamente invasiva, que se realiza mediante una pequeña punción en la vena safena. A través de ella introducimos un catéter fino con un terminal emisor de calor en su punta, gracias al cual se sella la vena en todo su recorrido y así eliminar la necesidad de la extirpación de la vena como se realizaba durante la cirugía tradicional (striping o safenectomia). Además, se evita operar a nivel de la ingle, ya que accedemos a esa zona mediante este dispositivo, siempre bajo control ecográfico.

Este tratamiento se realiza de forma ambulatoria, con anestesia local, acudiendo los pacientes al centro médico y una vez realizados el tratamiento, regresan a casa a las dos horas. En la mayoría de los casos con una media elástica de compresión y pudiendo realizar una vida completamente normal.

Ventajas e inconvenientes frente a otras técnicas

En la actualidad disponemos de diferentes técnicas para el manejo de las varices. A la clásica cirugía y su evolución con el método CHIVA, una forma de cirugía menos agresiva; se han unido las llamadas técnicas termoablativas como son la Radiofrecuencia y el Endoláser, así como los tratamientos con espuma de las mismas. Además están constantemente floreciendo nuevas técnicas en busca de disminuir esa agresión que producía la cirugía e irán demostrando su eficacia con el paso del tiempo.

La principal ventaja que presenta la Radiofrecuencia respecto a las demás técnicas es el buen resultado a largo plazo, siendo una de los procedimientos que menos índice de aparición de nuevas varices tiene. Sobre todo si la comparamos con técnicas como las basadas en la espuma.

A este buen resultado a largo plazo, se añade la mínima agresión, evitando tener que operar a nivel de la ingle además de la extirpación de la vena safena, lo que minimiza casi a cero los riesgos de hemorragia, hematomas o infecciones inherentes a cualquier procedimiento quirúrgico. Esta mínima agresión se traduce en un periodo de baja laboral mínimo o inexistente.

Pocos inconvenientes presenta la técnica de Radiofrecuencia, si bien, existen un número de pacientes que por su tipo de variz o por la forma de sus venas, no permiten técnicamente “navegar” con el catéter por dentro de éstas, teniendo que recurrir en esos casos a otras opciones terapéuticas. Es por esto que es fundamental ser valorado siempre por un Cirujano Vascular que realizará, previo al tratamiento, una Ecografía Doppler y un estudio exhaustivo de nuestro sistema circulatorio con un análisis de nuestras varices, ya que pueden existir múltiples variedades entre cada persona, y nos ofrecerá de forma individualizada la mejor opción terapéutica para nuestro caso concreto.

¿Qué aconsejaría a un paciente que tiene varices y quiere realizarse este tratamiento?

Lo principal cuando tenemos varices, no olvidemos que las varices son una enfermedad crónica de nuestro sistema circulatorio y no una alteración solamente estética, es ser valorado por un especialista en Angiología y Cirugía Vascular, especialidad que se encarga del estudio de todas las enfermedades de nuestro sistema circulatorio.

Este especialista nos realizará una Ecografía Doppler, prueba imprescindible para el estudio de nuestro sistema venoso. Mediante este procedimiento y un estudio clínico nos indicará qué tipo de varices tenemos, su grado de desarrollo y dónde se produce el fallo en nuestro sistema circulatorio.

Debemos saber que las varices son un sistema de vasos que llevan la sangre de retorno de nuestros pies hasta el corazón. Para lo cual estas venas están dotadas de válvulas. Es el fallo de una de estas válvulas lo que produce que la sangre invierta su dirección y en vez de acudir al corazón, retorna de forma dañina nuevamente hacia los pies, lo que produce que las venas se dilaten dando dolor, molestias y la aparición de las varices.

Una vez han aparecido estas varices, irán progresivamente avanzando, siendo prácticamente imposible que vuelvan las venas a un estado saludable si no actuamos.

Esa sobrecarga del sistema venoso acabará generando las complicaciones de la Insuficiencia Venosa Crónica (nombre técnico de las varices), como son las úlceras de las piernas, los sangrados de la variz, o las trombosis.

Por tanto, el objetivo del tratamiento no es sólo estético sino evitar que en un futuro las varices lleguen a generar dichas complicaciones, las cuales pueden llegar a ser graves o muy incapacitantes.

Recomendaciones antes y después de la radiofrecuencia

Los pacientes antes de ser sometidos a un procedimiento de radiofrecuencia pueden desarrollar una vida completamente normal.

Tras el procedimiento, que tiene una hora de duración, se colocará una media elástica de compresión o, en ciertos casos, un vendaje en la pierna tratada. A las dos horas del tratamiento volverá a su casa pudiendo reanudar su vida con normalidad en pocas horas.

La incorporación a la actividad laboral varía en función de la edad de cada paciente, del tipo de variz y su volumen y del tipo de trabajo a desempeñar, aunque en la mayor parte de las ocasiones se podrá realizar a las 24 -72 horas a su actividad laboral.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Cirugía de la arteria carótida

Cirugía de la arteria carótida

Las arterias carótidas, junto a las arterias vertebrales, son las encargadas de llevar la sangre al cerebro. Sus alteraciones disminuyen la cantidad de sangre que llega al órgano, con todas las consecuencias que ello acarrea. Las enfermedades vasculares cerebrales constituyen hoy en día una de las principales causas de incapacidad. Por ello su estudio y prevención es fundamental.

¿Dónde está situada la arteria carótida? ¿Qué función cumple?

La arteria carótida es la principal arteria que irriga el cerebro, y su función es la de aportar sangre arterial a este órgano. Existen dos arterias carótidas (derecha e izquierda). Ambas nacen en la aorta dentro del tórax (arco aórtico) y trascurren por el lado del cuello (protegidas por el músculo esternocleidomastoideo). Hasta aquí son conocidas como carótidas comunes. A nivel de la mandíbula se bifurcan en dos ramas: la carótida interna, que irriga el cerebro, y la carótida externa, que irriga parte de la cara y los músculos faciales.

¿Qué tipo de trastornos puede padecer? ¿Cómo pueden detectarse?

Como otras arterias, la carótida puede padecer distintas enfermedades. La afectación más frecuente es la estenosis o su estrechamiento. Habitualmente aparece tras años de tabaquismo, diabetes mellitus, hipertensión arterial o colesterol elevado. El principal riesgo de sufrir una estenosis carotídea es que se produzca un déficit de aporte arterial al cerebro en forma de embolización cerebral, por el desprendimiento de la placa de ateroma que produce la estenosis, o por disminución del flujo sanguíneo en el cerebro, conocido como Accidente Vascular cerebral (ICTUS o AIT).

La forma más fiable y segura de detectar una estenosis carotídea es mediante un estudio con ecografía-doppler. Se trata de un examen no invasivo que se realiza de forma ambulatoria en la misma consulta del Angiólogo y Cirujano Vascular. Permite medir el grado de estenosis y las características de la placa de ateroma así como su evolución, y poder determinar cuál será el tratamiento más adecuado en cada caso.

¿En qué casos deberá recurrirse a la cirugía?

Dado el riesgo de producirse un déficit de aportación arterial al cerebro, cuando se detecta una estenosis carotídea se debe iniciar un tratamiento para controlar los factores de riesgo y evitar su progresión. Habitualmente se indica su reparación quirúrgica cuando la estenosis supera el 70% de estrechamiento de la luz de la carótida, tanto en aquellos casos asintomáticos como en aquellos con síntomas (pacientes que ya han sufrido algún ICTUS o AIT debido a la estenosis).

¿En qué consiste la intervención quirúrgica?

La intervención quirúrgica indicada en la mayoría de casos de estenosis carotídea es la endarterectomía carotídea. Se trata de una intervención que se ejecuta bajo anestesia general (con el paciente dormido). Se practica una incisión en el lado del cuello, controlando la arteria carótida en su bifurcación. Se realiza una apertura longitudinal de la arteria, extrayéndose la placa de ateroma que causa la estenosis y limpiando el lecho de la arteria. Esta apertura se cierra con una prótesis o parche para evitar nuevas estenosis en el futuro. En algunos casos se utiliza un sistema para evitar que mientras manipulamos la arteria disminuya el flujo arterial al cerebro, que se denomina Shunt.

La intervención dura aproximadamente 90 minutos, y tras la intervención el paciente es despertado en quirófano. Pasará las primeras 24 horas en una unidad de cuidados intensivos para el control postoperatorio inmediato.

Existe otra técnica de revascularización carotídea: el stent carotídeo. A pesar de ser una técnica menos agresiva (no hay que practicar una incisión en el cuello, pues se coloca por punción de otra arteria, habitualmente en la ingle), sus resultados son peores y se reserva para aquellos casos en los que la cirugía puede resultar más compleja.

¿Existen riesgos?

La intervención es delicada y existen riesgos, pero es muy importante señalar que los riesgos de sufrir complicaciones son mucho mayores cuando no se recurre a la intervención. Además de los riesgos habituales de cualquier otra intervención (hematoma, infección), el principal riesgo de esta operación es que se produzca un déficit de aporte arterial al cerebro. Sin embargo, a pesar de ser una intervención delicada, los resultados de la endarterectomía carotídea son muy buenos.

¿Cuánto tardará el paciente en recuperarse por completo?

Tras una intervención carotídea, el paciente puede regresar a su domicilio en 3 o 4 días tras la operación. A las 24 horas ya podrá andar por el hospital y seguir una dieta oral normal, y en el domicilio podrá reanudar progresivamente sus actividades físicas habituales. A pesar de que cada caso es distinto lo habitual es que tras 2 semanas se pueda volver a hacer vida normal.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

El aneurisma

El aneurisma

¿Qué es un Aneurisma?

El Aneurisma es una dilatación segmentaria de una arteria del cuerpo. Podemos decir que el aneurisma degenerativo clásico es de causa desconocida, exceptuando los que están relacionados con patologías concretas como el aneurisma micótico o infeccioso, el aneurisma cerebral, los que son secundarios a algunas enfermedades reumatológicas y la vasculitis. Se sabe que alguna alteración en la pared arterial hace que ésta se debilite y pueda ir dilatándose de forma progresiva, alcanzando diámetros superiores a lo habitual. Podemos hablar de aneurisma cuando la arteria supera un 50% su calibre normal.

¿Dónde puede aparecer?

El aneurisma puede desarrollarse en cualquier arteria de cuerpo, si bien los Angiólogos y Cirujanos Vasculares estamos acostumbrados a determinadas localizaciones frecuentes, como la aorta abdominal y toracoabdominal, la arteria ilíaca, la arteria femoral y la arteria poplítea. Son menos frecuentes aneurismas de otras arterias como las viscerales y renales, los de troncos supraaórticos, los de un miembro superior o los de arterias distales de miembros inferiores. Podemos afirmar que el aneurisma habitual y más conocido por la población es el Anerusima de Aorta, conocido como triple A (AAA).

¿Existen factores de riesgo?

La causa final que origina un aneurisma, especialmente el de aorta, es desconocida, pero sí que podemos hablar de factores de riesgo. La edad es uno de ellos; al tratarse de una patología de crecimiento lento, los AAA en menores de 50 años son casi inexistentes. Es a partir de los 60 años cuando aumenta de forma progresiva su prevalencia en la población. El género es otro factor, dado que es entre 5 y 10 veces más frecuente en varones.

Otros factores de riesgo son el tabaquismo y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la Hipertensión arterial, antecedentes familiares de aneurisma, enfermedades coronarias, la Aterosclerosis obliterante MMII, la Hipercolesterolemia, el Síndrome de Marfan, o el Síndrome de Ehlers-Danlos.

¿Puede prevenirse?

No podemos prevenir el AAA, pero sí que podemos realizar una detección precoz en pacientes con factores de riesgo. Un ecodoppler aórtico nos permite determinar en la mayoría de los casos el diámetro de la arteria con bastante exactitud. De

hecho, muchos aneurismas de aorta se descubren en ecografías abdominales realizadas por otro motivo.

¿Qué síntomas provoca?

En muchas ocasiones se trata de una patología sin síntomas que pasa desapercibida. Esto es un problema porque en muchos casos no se detecta hasta que provoca su mayor complicación, la rotura de la arteria, con una mortalidad muy elevada. De ahí la importancia de la detección precoz. La rotura está íntimamente relacionada con el tamaño del aneurisma de aorta (especialmente a partir de los 5 cm) y de su ritmo de crecimiento (sobre todo si crece 0,5 cm en 6 meses).

En algunos pacientes es visible una masa pulsátil abdominal. El AAA puede provocar dolor abdominal o lumbar, bien por si mismo o por la compresión de estructuras vecinas. En raras ocasiones puede desprenderse parte del trombo que se forma habitualmente en la pared del aneurisma y provocar una embolia como primer síntoma.

¿Cómo puede tratarse?

Lo ideal es la reparación quirúrgica antes de que el AAA pueda dar complicaciones. Hoy en día disponemos de dos opciones, y es importante que el Cirujano Vascular domine ambas para poder ofrecer el mejor tratamiento en cada caso. Escogeremos la mejor opción según características anatómicas del aneurisma y su extensión, los factores de riesgo de paciente o la existencia de cirugías previas.

La primera opción es la cirugía clásica abierta, donde se sustituye la aorta enferma por una prótesis. Aunque es un técnica clásica, ha evolucionado mucho en los últimos años beneficiándose de mejoras quirúrgicas y anestésicas. La segunda opción es la cirugía endovascular, más novedosa y menos agresiva, cuyo objetivo es excluir la circulación de la zona de la aorta dilatada mediante la colocación de prótesis que se liberan tras navegar por dentro de las arterias.

En general la cirugía convencional es más agresiva per más resolutiva, mientras que la opción endovascular es menos agresiva pero menos definitiva. Lo importante es que el Cirujano vascular, en consenso con el paciente, elija la opción más adecuada en cada caso.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Las varices uterinas o síndrome de congestión pélvica

Las varices uterinas o síndrome de congestión pélvica

Las varices uterinas, conocidas popularmente como “varices en la matriz” son un conjunto de síntomas que causan dolor crónico en la zona abdominal baja, que empeora la ovulación y el período premenstrual en mujeres en época fértil que hayan tenido uno o más embarazos.

Según los especialistas en Angiología y Cirugía Vascular, este síndrome se debe a la aparición de varices en los órganos genitales internos femeninos, como los ovarios y el útero, por culpa de la incapacidad de las venas de estas zonas para recuperar su calibre y longitud después de un embarazo.

Síntomas de las varices uterinas

En un principio, las varices uterinas ocasionan molestias, comomenstruaciones dolorosas, abundantes y con alteraciones en su periodicidad. Más tarde, estas molestias progresan en hemorroides, varices vulvares, varices de desarrollo atípico en las piernas, dolor lumbar no relacionado con problemas osteoarticulares de columna, pesadez crónica perineal y dolor postcoital.

Complicaciones que pueden generar las varices uterinas

El síndrome de congestión pélvica puede ocasionar problemas de fertilidad, es decir, dificultades para nuevos embarazos. Por otra parte, también puede ser la causa del desarrollo de insuficiencia venosa en miembros inferiores con varices de origen perineal que ocasionarán dolor, hinchazón, pesadez y todos los demás trastornos de una insuficiencia venosa superficial.

Esto ocurre porque existe una conexión directa entre los plexos venosos uterinos y la red superficial de las piernas. Es por esto que en muchas ocasiones se desarrollan varices, sobre todo en la cara interna o posterior de los muslos o en la pantorrilla.

Diagnóstico de las varices uterinas

Inicialmente puede realizarse una ecografía abdominal que busque en esta zona las dilataciones varicosas, pero para poder hacer un diagnóstico de certeza debe

hacerse una Angio Resonancia Magnétia Nuclear, ya que en esta se apreciará con exactitud el número, tamaño y distribución de las varices uterinas y ováricas.

Cómo se tratan las varices uterinas

Existe un alto porcentaje de varices uterinas que si no se diagnostican ni se tratan, pueden condenar a la mujer a padecer un problema incurable. Anteriormente, cuando se diagnosticaba, se trataba con antiinflamatorios y venotónicos, que aliviaban las molestias pero no resolvían el problema.

En los casos más graves, se recurría a una resección total del útero y/o ovarios por cirugía abdominal clásica. Más tarde se introdujo la vía laparoscópica, lo que permitía ligar el nacimiento de la insuficiencia a nivel de la vena ovárica izquierda, con lo que se conseguían mejorías parciales.

Hace ya más de doce años se introdujo la técnica de cateterismo por vía venosa, lo que se realiza en una sala de radiología (no en un quirófano), con una pequeña infiltración de anestesia local a nivel de la ingle, lo que bloquea desde dentro todas las venas, varices de matriz y ovarios en ambos lados. Con esta técnica se elimina el flujo que soportan y se cesa la gran presión a la que están sometidas, por lo que desaparecen los síntomas y el desarrollo de nuevas varices.

Resultados del tratamiento para las varices uterinas

El tratamiento de las varices uterinas por cateterismo venoso ambulatorio mejora los síntomas en un 92% de los casos de forma resolutiva. Esta técnica, pues, supone un gran avance, no solo gracias a sus resultados, sino también gracias a su comodidad y falta de agresividad médica y quirúrgica.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades

Cirugía ambulatoria de varices

Cirugía ambulatoria de varices

¿Cómo se forman las varices?

En las piernas, hay un sistema venoso doble: el profundo, que lleva el hueso de la circulación, y el superficial, que lo constituyen la safena interna y la safena externa con sus ramas. Las varices se producen en el sistema venoso superficial.

El ser humano cuando está de pie, tiene que luchar contra la ley de la gravedad terrestre, que tiende que la sangre vaya hacia el pie, en lugar de al corazón. Para evitarlo, contamos con unas válvulas sigmoideas que están a diferentes alturas a lo largo del sistema venoso, para fragmentar el peso de la circulación de la sangre, y forzar, a que fluya de manera ascendente, hacía el corazón.

¿Pueden causar trastornos?

Inicialmente es una enfermedad benigna que da poca sintomatología. Con el paso de los años, las varices van creciendo y aparece la clínica de la insuficiencia venosa. Esta clínica la medimos conforme a la escala CEAP, que combina la Clínica, la Extensión Anatómica y la fisio-Patología en una escala del uno al seis.

En las fases iniciales, hay telangiectasias, varículas y varices no complicadas, que tienen un interés principalmente estético. Posteriormente aparecen los edemas y los trastornos tróficos cutáneos, llegando en las fases finales cinco y seis, a las ulceras varicosas. Además se pueden producir episodios de tromboflebitis y de varicorragias, que son hemorragias por rotura de la vena, a través de la piel.

¿En qué consiste la cirugía ambulatoria y el tratamiento con micro espuma?

Consiste en ligar el callado de las safenas y sus ramas, a través de una pequeña incisión en el pliegue inguinal, no se realiza arrancamiento de la safena y si se realiza una flebotomía o arrancamiento de las ramas varicosas con la ayuda de un pequeño gancho. Las incisiones cutáneas son mínimas, apenas hay trauma quirúrgico y no precisan puntos de sutura en la piel.

Recientemente hemos modificado la técnica introduciendo la micro-espuma, mezclamos el líquido de etoxisclerol con gases, como el aire ambiente o el CO2 formando una pequeña espuma blanquecina. Esta espuma se inyecta en las varices y sus pequeñas micro-esferas se van difundiendo a lo largo de las varices produciendo un vaso espasmo y la oclusión de todas las venas varicosas. En la

consulta utilizamos la espuma de etoxisclerol de manera aislada para el tratamiento de varices pequeñas o moderadas, y para las arañas vasculares.

¿Qué ventajas tiene utilizar este tipo de tratamiento?

De esta manera se minimiza la agresión quirúrgica que suele consistir en una o dos pequeñas incisiones. El paciente retorna a casa el mismo día de la intervención, precisa cierta contención elástica que consiste en una venda elástica, o bien, una media elástica para evitar el edema de la extremidad, al día siguiente se puede andar con mínimas molestias sin precisar posturas o reposo, más allá de lo normal. Dependiendo de la extensión de las varices, será preciso una baja laboral de una semana, pero en muchos casos no es necesario. No hay puntos de sutura cutánea que haya que retirar. Es preciso continuar con una media elástica durante unas semanas para evitar la aparición del edema. Tampoco es necesario el uso de heparinas de bajo peso molecular ni otras medicaciones, salvo algún analgésico de manera esporádica.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Implante de stent periférico: solución para la falta de riego sanguíneo

Implante de stent periférico: solución para la falta de riego sanguíneo

Un implante de stent periférico es una prótesis que se coloca dentro de las arterias para reestablecer el flujo de la sangre hacia los órganos afectados (generalmente extremidad inferior) por la falta de riego sanguíneo. El material con el que está hecho es una aleación, el nitinol o el acero.

Existen dos tipos principales de implante de stent periférico:

* El balón expandible, es un stent no apto para arterias situadas en zonas de movimiento.

* El stent autoexpandible, es más flexible pero tiene menos fuerza radial.

Hay otros tipos de stent periférico como el recubierto de fármaco de fabricación más sofisticada que inhibe la hiperplasia intimal provocada por el stent. Otro tipo menos común es el recubierto de PTFEE generalmente usado para patología aneurismática o para traumatismo.

¿Cuándo se realiza un implante de stent periférico?

Este tipo de tratamientos se realiza cuando las arterias están oblieradas o estenosadas. Se utiliza principalmente en la arteriopatia periférica, que provoca isquemia crónica. La isquemia crónica provocada por la oclusión arterial puede manifestarse en varios grados, desde dolor cuando el paciente camina, la llamada claudicación intermitente hasta la gangrena de la extremidad.

La técnica de implantación de un stent periférico es mínimamente invasiva, ya que evita tener que someter al paciente a una cirugía abierta (by-pass). Se practica generalmente con anestesia local y todo el procedimiento se realiza a través de un pinchazo sobre la arteria a partir de la cual se va a llevar a cabo el cateterismo.

Beneficios del implante de stent periférico

La principal consecuencia de implantar un stent periférico, es que se reestablece el flujo sanguíneo de la arteria al órgano o al miembro afectado. Esto provoca un cese de la sintomatología, ya que vuelve a llegar sangre oxigenada al tejido.

En los casos en los que la isquemia haya producido una lesión, la técnica permite la curación de la herida evitando así las terribles consecuencias que podrían tener lugar si no se revasculariza la extremidad; como podría ser la pérdida de la extremidad inferior afectada.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

Tratamientos no invasivos para eliminar las varices por ANGIÓLOGOS

Tratamientos no invasivos para eliminar las varices por ANGIÓLOGOS

La insuficiencia venosa puede manifestarse de diferentes formas, siendo una de las más frecuentes las varices. Las varices son venas patológicas que en caso de no eliminarse pueden dar lugar a complicaciones (flebitis, hemorragias, úlceras, etc.). También pueden aparecer venas de pequeño calibre, en forma de pequeños racimos o ramilletes de color rojo o violeta.

Principales formas de eliminar varices sin cirugía

Existen diferentes técnicas o métodos en Angiología y Cirugía Vascular para eliminar las varices y las pequeñas arañas vasculares.

Escleroterapia eco guiada con espuma

La escleroterapia para eliminar varices consiste en la introducción, en las venas enfermas, de un producto químico irritante o esclerosante del endotelio o pared interior de la vena que tiene como función sellar, fibrosar o secar los conductos venosos dilatados.

La esclerosis y posterior cierre de la vena se puede producir por medio de diferentes productos. Esta Espuma esclerosante es fruto de la mezcla de polidocanol, esclerosante utilizado desde hace más de 30 años, con una determinada mezcla de gases que generan una espuma de características físicas y químicas muy particulares.

Este tratamiento se aplica a cualquier tipo de vena insuficiente utilizando la ecografía Doppler, ya que a través de ésta es posible controlar el efecto, distribución y comportamiento de la espuma en el interior de la vena.

Resultados de la esclerosis en las varices

Mediante la esclerosis se pueden eliminar prácticamente cualquier diámetro de varices. Esa es la gran ventaja de este tipo de tratamientos: pueden tratarse desde las varículas o venas capilares subcutáneas hasta las varices de gran tamaño. Todo dependerá de la concentración y volumen de esclerosante utilizado en cada momento.

Procedimiento de esclerosterapia ecoguiada con espuma

Todo tratamiento esclerosante contra las varices va precedido de una visita con historia clínica, exploración física y un estudio Ecodoppler.

Esta técnica requiere de un seguimiento y control para asegurar un resultado satisfactorio, y no se requiere ayuno ni ninguna preparación específica para la misma. Tras el tratamiento podrá hacer una vida totalmente normal. Al finalizar cada sesión se aplica al paciente una cura oclusiva en las zonas tratadas y en ocasiones es recomendable asociar una terapia compresiva.

Tratamientos mínimamente invasivos para las varices

Existen también otros tratamientos actualmente que son muy poco invasivos aunque suelen realizarse en quirófanos. Son procedimientos totalmente ambulatorios y el tipo de anestesia es local aunque se administre una sedación suave para que el paciente no sienta ninguna molestia. Algunos de estos tratamientos son:

Técnica de radiofrecuencia Venefit

Se practica la esclerosis intravenosa de la safena, sin extraer la variz. Es un procedimiento mínimamente invasivo que aplica calor en el interior de la luz venosa produciendo el estrechamiento y fibrosis de la misma. Se realiza con anestesia local tumescente de forma ambulatoria. Puede realizarse aisladamente para completar el tratamiento mediante esclerosis en la consulta o se puede asociar a otras técnicas como la flebectomía simple o la escleroterapia.

Resultados de la radiofrecuencia en las varices

La radiofrecuencia produce una progresiva desaparición de las varices y una reabsorción de las mismas. El resultado obtenido suele ser espectacular ya que las venas desaparecen sin dejar rastro ni cicatrices. Otra de las ventajas de esta técnica es que el paciente no debe alterar su actividad diaria. No es necesaria la baja laboral y se pueden realizar todas las tareas cotidianas.

Clarivein: Esclerosis de varices por catéter

Este tratamiento consiste en la eliminación del reflujo de la vena enferma mediante aplicación de un líquido esclerosante a través de un catéter de movimiento rotatorio totalmente indoloro que es retirado progresivamente a lo largo de la vena a tratar. Es recomendable que el paciente lleve una media elástica de forma complementaria y caminar de forma normal desde el mismo día de la intervención.

Otro de los procedimientos mínimamente invasivos es el conocido como tratamiento de Endoláser. En este caso la fuente de calor que se utiliza para eliminar la variz se administra mediante una fibra óptica que canaliza energía lumínica.

Todos estos métodos tienen en común la ausencia de las heridas a nivel inguinal y su carácter de tipo ambulatorio. Es interesante que el profesional domine varias

técnicas para poder adaptarse a cada paciente, ya que permiten tratar la patología de las varices adaptándose a cada caso y seleccionando el tratamiento más idóneo.

Al final la recomendación es visitar a su angiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web https://medicosenmerida.mx/medicos-en-merida/angiologos-2/

para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.

¿Qué enfermedades atiende un Angiólogo o Cirujano Vascular?

La Angiología y Cirugía vascular es una especialidad médico-quirúrgica dedicada al estudio, prevención, diagnóstico clínico e instrumental y tratamiento de la patología vascular. Los objetivos y campo de acción propios abarcan las enfermedades orgánicas y/o funcionales del sistema arterial, venoso (Flebología) y linfático (Linfología). Son únicamente excluidas de sus competencias el corazón y arterias intracraneales.

Las enfermedades que atiende un angiólogo o cirujano vascular son:

  1. Arteriopatías degenerativas y/u obliterantes
  2. Isquemias crónicas de los miembros
  3. Isquemias agudas de los miembros por embolia o trombosis
  4. Arteriopatías inflamatorias y vasculitis
  5. Aneurismas y arteriopatías ectasiantes
  6. Traumatismos vasculares
  7. Fístulas arteriovenosas
  8. Síndromes vasomotores y mixtos
  9. Enfermedades ectasiantes de las venas
  10. Angiodisplasias
  11. Trombosis venosas y síndrome postrombótico
  12. Várices
  13. Úlceras de origen vascular
  14. Insuficiencia vascular cerebral de origen extracraneal
  15. Isquemia mesentérica aguda y crónica
  16. Hipertensión arterial vásculo-renal
  17. Síndromes neurovasculares del opérculo torácico
  18. Enfermedades de los vasos linfáticos y linfedemas
  19. Tumores Vasculares (Quemodectomas y Paragangliomas)
  20. Enfermedades de la microcirculación (enfermedades vasoespásticas, acrocianosis, etc.)

 

Síntomas de varices

Síntomas de varices

Además del perjuicio estético que ocasionan, las varices pueden dar lugar a síntomas variables y que afectan de manera distinta según las personas, por lo que no se debe pensar que la ausencia de ciertos síntomas implica que no se tienen varices.

Entre los más significativos según avanza la enfermedad, destacan:

  • Visualización de la red venosa de las piernas. En general, pueden verse varices en cara antero externa de muslos, detrás de las rodillas, y en cara interna de piernas, pero al principio no suelen aparecer otros síntomas.
  • Pesadez y cansancio en las piernas. Sobre todo cuando se está mucho tiempo inmóvil de pie, y a última hora del día. Esto ocurre porque empieza a acumularse la sangre en las venas de las piernas. Normalmente los síntomas mejoran al andar, con el ejercicio, y al levantar las piernas.
  • Dolor. De intensidad variable según las personas. Normalmente se localiza en los trayectos de las venas afectadas, principalmente tobillo y pantorrilla. Puede empezar o aumentar con un simple roce, o un golpe de poca importancia.
  • Calambres. Principalmente nocturnos.
  • Hormigueos. Especialmente cuando las piernas permanecen mucho tiempo en la misma postura, por ejemplo en el cine o durante viajes en autocar o avión.
  • Sensación de calor o picores y escozores. Principalmente en tobillo y dorso del pie. Debe evitarse el rascado, pues pueden hacerse heridas con facilidad, al ser la piel más débil por la mala circulación y, también por este motivo, infectarse con facilidad.
  • Hinchazón o edema de los pies y tobillos. Aparece, según avanza la enfermedad, al acumularse el líquido extravasado. Al principio disminuye con el reposo, con las piernas elevadas, y al levantarse por la mañana, pero poco a poco se vuelve más persistente y puede llegar a ser permanente. Con el avance de la enfermedad puede ir ascendiendo a lo largo de la pierna.
  • Cambios de coloración en la piel. Manchas parduscas o violáceas que aparecen debido a la salida de glóbulos rojos de las venas afectadas que se acumulan debajo de la piel. Estos acúmulos deterioran la piel y la grasa que está debajo, ocasionando reacciones inflamatorias y dando lugar a zonas endurecidas, dolorosas y eczematosas.
  • Varices o venas dilatadas y retorcidas. Al avanzar el deterioro de las venas, estas se van dilatando y alargando, por lo que tienen que hacer curvas para acoplarse al espacio disponible.
  • Aparición de úlceras. Suelen aparecer cerca de los tobillos y, con mayor frecuencia, en la cara interna. Con frecuencia resultan bastante dolorosas y difíciles de curar. Se infectan con facilidad, lo que aumenta la dificultad para su curación. A veces son debidas a las lesiones por rascado, y otras surgen de forma espontánea.
Las cinco enfermedades más comunes de los mexicanos

Las cinco enfermedades más comunes de los mexicanos

Diabetes

 

diabetes

Lo más importante

  • En el mundo, más de 180 millones de personas tienen diabetes
  • En México es la primera causa de muerte con 10 millones de defunciones anuales
  • La diabetes puede presentarse en personas con exceso de peso o antecedentes genéticos

 

 

(CNNMéxico) — En las últimas décadas, los mexicanos han manifestado una transición epidemiológica. Las enfermedades crónicodegenerativas han desplazado a las infecciosas como principales causas de mortandad. La diabetes es la primera causa de muertes al año en México, con cerca de 10 millones.

Qué es: La diabetes surge cuando el páncreas no produce la cantidad suficiente de insulina o esta no funciona correctamente en el cuerpo. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre.

Causas: Exceso de peso e inactividad física. Esto puede agravarse si hay antecedentes genéticos, explicó Juan Gutiérrez Mejía, del departamento de Medicina del Tecnológico de Monterrey.

Síntomas: Exceso de orina, sed, hambre constante, pérdida de peso, pérdida gradual de la visión y cansancio.

Diagnóstico: Un análisis de sangre, cuya toma de muestra dura cinco minutos.

Tratamiento: “Los pacientes con diabetes toman medicamentos orales para su control. Algunos necesitan la insulina inyectable para evitar la hiperglucemia, consecuencia de no tratar este mal”. Y es esencial regular los alimentos que se consumen, evitar los refrescos y las frutas como el plátano.

Prevención: Mantener un peso saludable a través de una dieta balanceada y con actividad física constante; evitar fumar y consumir refrescos y jugos altos en azúcares.

Los números: La epidemia de la diabetes mellitus es reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una amenaza mundial. Más de 180 millones de personas tienen esta enfermedad en el mundo y es probable que esta cifra se duplique para 2030.

 

Hipertensión

hiper

Lo más importante

  • La hipertensión es el principal factor de riesgo de infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares
  • La mitad de los mexicanos que tiene hipertensión no sabe que la padece
  • Los síntomas más comunes son: dolor de cabeza, náuseas y mareo constante

 

 

Qué es: La hipertensión o presión arterial alta es el principal factor de riesgo de infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal. La presión arterial es la medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo.

Síntomas: Los más comunes son dolor de cabeza, náuseas, vómito, mareo constante y sangrado nasal, aunque la hipertensión es en su mayoría asintomática, dice Malaquías López Cervantes, especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Diagnóstico: Para detectarla se necesita que el médico o personal capacitado mida la presión arterial varias veces en un periodo específico.

La mayoría de las personas no la detecta a tiempo, por tanto desarrollan cardiopatía y problemas renales sin saber la causa.

Prevención: El riesgo de desarrollar hipertensión aumenta con la ingesta de sal, el sobrepeso, el consumo de alcohol, cigarro y otras drogas.

Los números: La hipertensión en los adultos mexicanos tiene una prevalencia de 43.2% y más de la mitad, el 26.6%, no sabe que padece esta enfermedad, de acuerdo con Ensanut. Uno de cada tres adultos del mundo tiene hipertensión. Esa proporción aumenta con la edad, ya que una de cada 10 personas de 20 a 40 años, y cinco de cada 10 de 50 a 60 años, según datos de la OMS.

 

Obesidad y sobrepeso

obesidad

Lo más importante

  • El sobrepeso y la obesidad son la quinta causa de defunciones en el mundo
  • Esta enfermedad se diagnostica usando el índice de masa corporal (IMC)
  • Para prevenirla se recomienda realizar actividad física y limitar la ingesta de grasas

 

 

Qué es: El sobrepeso y la obesidad son una acumulación anormal o excesiva de grasa perjudicial para la salud. En México, siete de cada 10 personas padecen esta enfermedad. La prevalencia combinada es mayor en las mujeres (73%) que en los hombres (69.4%). Los aumentos en las prevalencias de obesidad en México se encuentran entre los más rápidos del mundo, según Ensanut.

Causas: La causa fundamental de ambos trastornos es un desequilibrio entre las calorías consumidas y las gastadas, lo que ocasiona la acumulación de grasa, dice el doctor Malaquías López.

Factores de riesgo: Desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoartritis y enfermedades cardiovasculares, según el médico Juan Gutiérrez Mejía del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán de la Secretaría de Salud.

Prevención: Limitar la ingesta de grasa y azúcares, aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos; realizar actividad física periódica para lograr un equilibrio energético y un peso sano.

Los números: El sobrepeso y la obesidad son la quinta causa de defunciones en el mundo. Al año fallecen 2.8 millones de personas adultas como consecuencia. Además, el 44% de la carga de diabetes, el 23% de la carga de cardiopatías isquémicas y entre el 7% y el 41% de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y la obesidad, según la OMS.

Un índice de masa corporal (IMC) igual o superior a 25 indica sobrepeso y mayor a 30 obesidad.

Cáncer (Tumores malignos)

cancer

Lo más importante

  • Los tipos de cáncer más mortales son los de pulmón, estómago, hígado, colon y mama
  • La OMS estima que para 2030 la mortandad por este padecimiento aumente a 13 millones de personas
  • Los síntomas incluyen: pérdida de peso, fiebre y cansancio crónico

 

 

Qué es: El cáncer surge cuando las células de alguna parte del cuerpo comienzan a crecer sin control. Las células normales crecen, se dividen y mueren en una forma ordenada. Sin embargo, las células cancerosas crecen, se dividen y en lugar de morir, viven más tiempo que las normales para continuar formando nuevas células anormales, explicó el doctor Malaquías López, de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Síntomas: Dependen del lugar y tamaño del tumor. En general son pérdida de peso inexplicable, fiebre, cansancio crónico, dolor, cambios y modificaciones en la piel. “Los diagnósticos tempranos son importantes, pues la mayoría de las neoplasias se diagnostican en fases avanzadas”.

Diagnóstico: Para cada tipo de cáncer existen pruebas distintas, entre las que se encuentran las biopsias y análisis de sangre y orina.

Prevención: Mantener un estilo de vida saludable. Evita el cigarro, sobrepeso y obesidad, la inactividad física, la exposición prolongada al sol sin protección y las infecciones por virus de las hepatitis B (VHB) y C (VHC) o por papiloma humano (PVH).

Los números: El cáncer es la tercera causa de muerte en México y según estimaciones de la Unión Internacional contra el Cáncer, cada año se suman más de 128,000 casos de mexicanos.

En 2008, el cáncer causó más de 7.5 millones de defunciones en el mundo. Los más mortales son los de pulmón, estómago, hígado, colon y mama. Para 2030 se prevé que la mortandad por este padecimiento aumente a 13 millones, según la OMS.

Enfermedades cardiovasculares

 

cardio

Lo más importante

  • Las enfermedades cardiovasculares son la segunda causa de muertes en México
  • Algunos de estos padecimientos no presentan síntomas y su primera manifestación puede ser un ataque al corazón
  • El riesgo cardiovascular se puede reducir realizando actividad física y con una dieta sana

Qué es: Las enfermedades cardiovasculares son un grupo amplio de padecimientos entre los que se incluyen las enfermedades del corazón y las relacionadas con los vasos sanguíneos como la cardiopatía coronaria, reumática, congénita, cerebrovasculares, arteriopatías periféricas y trombosis venosas profundas y embolias pulmonares, dijo el doctor Juan Gutiérrez Mejía del Tec de Monterrey.

Síntomas: Dificultad para respirar, náuseas, vómito, dolor en la mandíbula, espalda, pecho, brazos, hombro izquierdo; mareos o desmayos, sudores fríos y palidez, aunque cada enfermedad tiene su sintomatología propia; las de los vasos sanguíneos suelen no presentar molestias, y su primera manifestación puede ser un ataque al corazón, dijo Malaquías López de la UNAM.

Diagnóstico: Para detectar este padecimiento se requiere la realización de un electrocardiograma, una prueba sencilla e indolora que detecta y registra la actividad eléctrica del corazón. Muestra qué tan rápido late y con qué ritmo (estable o irregular) y registra la potencia y la sincronización de los impulsos eléctricos a medida que pasan por cada parte del corazón.

Otras opciones son la prueba de esfuerzo, un ecocardiografía o una radiografía de tórax.

Prevención: El riesgo cardiovascular se puede reducir realizando actividades físicas, evitando fumar o inhalar humo del mismo, con dieta sana enfocada en verduras y frutas y manteniendo un peso saludable, agregó el especialista Malaquías López.

Los números: El Programa Nacional de Salud 2007-2012 señala que las enfermedades cardiovasculares constituyen la segunda causa de muerte en México. Dentro de estas destaca la cardiopatía isquémica, responsable de más de la mitad de las muertes en este grupo de padecimientos.

En 2011, la OMS señaló que estos padecimientos son la causa del 26% de las muertes de mexicanos.

Ateroesclerosis

Ateroesclerosis

Es una enfermedad propia de las arterias en la que los revestimientos interiores se llenan de grasa y van formando una placa que las bloquea. Al formarse esta placa, la pared de la arteria aumenta y pierde su elasticidad. Esta enfermedad tiene en su contra que suele desarrollarse con bastante rapidez. La aterosclerosis afecta a las arterias tanto medianas como grandes.

Causas

No se el inicio de la aterosclerosis ni sus causas concretas. Sin embargo, hay investigadores que opinan que algunas circunstancias pueden aumentar el riesgo de padecer esta enfermedad, como por ejemplo: fumar, niveles de colesterol y triglicéridos altos, Hipertensión arterial, obesidad, sedentarismo, comidas con alto porcentaje de grasas saturadas.

Otro factor de riesgo, pero menos decisivo a la hora de desarrollar aterosclerosis, es tener algún familiar de primer grado que haya padecido esta enfermedad a una edad temprana. Los hombres son más proclives a padecer aterosclerosis; en cambio, cuando las mujeres alcanzan el estado de la menopausia, el riesgo se iguala entre hombres y mujeres.

Signos y síntomas

En un principio los síntomas de la aterosclerosis son prácticamente nulos, y no comienzan a aparecer hasta que la obstrucción es ya grave en las arterias. Cuando esto ocurre, aparece un dolor fuerte en el área afectada. Las zonas de afectación más frecuentes son el corazón, la carótida, las arterias cerebrales y las de extremidades inferiores. En algunas personas los síntomas se presentan cuando se está en reposo, y en cambio en otras sólo aparecen cuando se realiza algún tipo de actividad.

Formas de diagnosticar

Se debe hacer un examen físico para comprobar los síntomas del paciente, y además realizar una de las siguientes pruebas o, en su caso, una combinación de las siguientes:

Cateterización cardiaca: se inyecta un contraste en la arteria coronaria afectada y a continuación se hace una prueba de rayos X. Sirve para localizar los lugares en donde hay estrechamientos u obstáculos, y otro tipo de irregularidades. Hacer una prueba de ultrasonidos llamada Doppler, consistente en enviar ondas sonoras a los vasos sanguíneos para valorar el flujo de la sangre. Si este sonido es débil o nulo, significará una obstrucción en la arteria.
Contrastar la presión de la sangre en los tobillos y en los brazos para delimitar si existe una buena o mala circulación en la sangre. Si la diferencia de presión es grande, eso significaría que el paciente está padeciendo aterosclerosis.

Realizar un escáner nuclear cuando el paciente está reposando o bien después de haber desarrollado una actividad física; esta prueba puede revelar qué áreas del corazón no están recibiendo suficiente sangre.

Tratamiento

El tratamiento puede variar de una persona a otra debido a la edad, el estado de salud, y dependiendo de donde se encuentre localizada la aterosclerosis. Pero por lo general, el procedimiento para tratar la aterosclerosis suele ser:
Modificar y disminuir los hábitos propios del paciente: reducir el colesterol, el tabaquismo o la falta de ejercicio.

Administrar distintos tipos de medicamentos, como anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos, o medicamentos antiagregantes plaquetarios para reducir la capacidad de adhesión de las plaquetas, ya que éstas producen coágulos. También se pueden recetar medicamentos para disminuir la presión arterial y el colesterol.

Tratamientos quirúrgicos como la angioplastia, que abre las arterias obstruidas, o un bypass de la arteria coronaria que se utiliza en los pacientes que tienen angina de pecho debido a la obstrucción en las arterias coronarias.

Prevención

Para prevenir la aterosclerosis, se deben evitar factores de riesgo tales como el consumo de grasas saturadas y colesterol, la presión arterial alta, fumar y la falta de ejercicio.

Sangrado nasal

Sangrado nasal

hemorragia4

Se entiende por sangrado nasal o hemorragia nasal, a la salida de sangre ocurrida normalmente por una fosa de la nariz. Un padecimiento común y más impresionante que peligroso tanto por el impacto que causa entre las personas ver sangre escapar del cuerpo como por la proporción del líquido perdido respecto de su volumen total.

Conocido también con el nombre de epistaxis, el sangrado de nariz es resultado de la propia anatomía nasal, compuesta por una enorme cantidad de pequeños vasos sanguíneos, como de fenómenos tan distintos como golpes, resfriados, irritaciones, tabique desviado, estornudos, infecciones, medicamentos antiinflamatorios o anticoagulantes, hurgarse la nariz, abuso de aerosoles nasales, irritantes químicos y rinitis alérgica.

Existen dos tipos de hemorragias nasales. Aquellos que ocurren en la punta exterior del tabique, mismos que son los más frecuentes y sencillos de atender, así como los que proceden de lo más profundo de la nariz y aunque menos frecuentes, son más difíciles de tratar.

Si usted sufre o ve a otra persona experimentar un sangrado nasal no se altere. Póngase de piel o ponga de pie al paciente y no permita que eche la cabeza hacia atrás, con ello logrará hacer más lento el flujo de sangre a las venas de la nariz y disminuir el sangrado, así como no tragar la sangre, situación que podría causarle vómito o diarrea.

Enseguida presione el centro de la nariz y cierre las fosas nasales con ayuda de los dedos índice y pulgar, además respire por unos cinco minutos a través de la boca. Si el sangrado continúa busque inmediatamente a un médico o al servicio de emergencias más próximo.

Una alternativa a lo anterior es tomar asiento, con el propósito de evitar mareos, presionar la punta de la nariz y cerrar las fosas nasales, respirar con la boca e inclinar ligeramente la cabeza hacia el frente para evitar tragar sangre, procurando no hurgarse la nariz, ni cargar objetos pesados.

En caso de que la persona no deje de sangrar, vuelva a ocurrir de manera continua o abundantemente, sienta el sabor a sangre o se sienta mareado, trasládela a un servicio de emergencia.

 

Tips para evitar las Varices

Tips para evitar las Varices

1. ¿Pasa usted muchas horas de pie o sentada con las piernas por debajo del nivel de la cadera? Si es así, debería buscar momentos, minutos cada cierto tiempo, para sentarse con las piernas elevadas, o bien para hacer ejercicios consistentes en ponerse de puntillas. Con ello, los gemelos comprimen la zona posterior de la pierna, ayudando a las venas a drenar la sangre allí “almacenada”.

2. Las varices (y el consiguiente edema en las zonas declives del cuerpo) son más frecuentes en determinadas situaciones: Personas con sobrepeso, en aquellas que tengan un hábito deposicional estreñido, y durante el embarazo. Y es que, ante estas situaciones, se aumenta la presión dentro del abdomen y se dificulta aún más el drenaje de la sangre que viene de las piernas. Por lo tanto, si usted está estreñida, pruebe a realizar algunos cambios en su alimentación . Si tiene usted sobrepeso, haga algún plan para contrarestarlo. Si está embarazada, intente no engordarse más de lo estrictamente necesario.

3. Si ha de viajar, evite largos desplazamientos en los que deba estar sentado y no pueda estirar las piernas (coche, autocar…). Si vas en coche, intentar parar cada cierta cantidad de kilómetros. En este sentido, las guías de circulación recomiendan hacer un descanso cada 300 km, o bien cada 4 horas. Personalmente pienso que es mejor parar más frecuentemente y estirar las piernas o realizar el ejercicio antes comentado de ponernos de puntillas. Si es en tren o en autocar, caminar por la plataforma o el pasillo de ambos puede ser una solución bastante eficaz. El caso es no estar demasiadas horas sentado con las piernas por debajo del nivel de las caderas.

4. A la hora de dormir conviene colocar un alza de unos 15 cm o cojines en la zona de las piernas. La finalidad sería la misma: Elevar las zonas distales (los pies y tobillos) respecto al resto del cuerpo, de manera que la sangre vuelva de manera más eficaz hacia el corazón.

5. En cuanto al calzado, se recomienda no llevar tacones muy elevados. Tampoco conviene ir demasiado plano, puesto que no ejercemos presión sobre la zona de los gemelos. Además, podemos acabar con el típico y molesto dolor de pies.

6. ¿Ejercicio físico conveniente? Pues varias y muy eficaces opciones: Caminar, nadar o ir en bicicleta pueden mejorar los síntomas referidos. Las pesas, al aumentar en determinados ejercicios la presión abdominal, puede empeorar las varices y en definitiva los síntomas de una insuficiencia venosa crónica.

7. Aprovechar el momento de la ducha diaria: La posibilidad de alternar agua fría con agua templada sobre la zona de las piernas, es una buena medida que estimula también el drenaje venoso.

8. ¿Vive usted en una zona de costa? ¿Veranea en un lugar con playa? Pues está de suerte. Durante el verano puede ser eficaz acudir a la playa e introducir las piernas hasta las rodillas o muslos dentro del agua. El mismo oleaje y su temperatura ayudan a mejorar nuestras molestias.

9. La sal suele atraer líquido. Es por ello que, para evitar los edemas, se recomienda disminuir la cantidad de sal ingerida. Además, su tensión arterial se lo agradecerá convenientemente.

10. Evitar ropas ceñidas, fajas, calcetines de goma estrecha… ¿Y por qué? Pues por el mismo motivo que comentábamos antes para las personas con sobrepeso: cualquier circunstancia que oprima el territorio venoso o que aumente la presión a nivel del abdomen, dificulta que la sangre procedente de las venas de las piernas regrese hacia el corazón. Así que mejor ir anchos.

11. Debemos evitar al máximo la exposición directa al sol ya que éste actúa dilatando las venas lo cual genera más retención hídrica aún.

12. ¡Cuidado con determinados medicamentos! Los anticonceptivos y los parches sustitutivos de la menopausia pueden empeorar las varices. Conviene tenerlo en cuenta.

Si todo esto es ineficaz, o si ve que la evolución no es la correcta, acuda a su médico. Existen medicamentos, de eficacia mínima pero que en determinados casos, pueden tener su hueco.

Mascarilla hidratante para pies

Mascarilla hidratante para pies

piesReceta casera de mascarilla hidratante para pies

¿Sientes que tus pies no se encuentran en el estado en que deberían estar? ¿Acaso los notas demasiado secos? Pues entonces, este truco de belleza podrá resultarte maravilloso. Se trata de una mascarilla hidratante para pies secos que puede hacerse de manera totalmente sencilla.

 La mascarilla casera de aguacate para la hidratación de los pies puede ser un colaborador fabuloso, para que dejes de tener esos pies tan resecos. Algo que termina tornándose muy molesto, pero afortunadamente, esta mascarilla podrá darle otro aspecto a tus extremidades y de una manera muy sencilla.
Ingredientes:

  • Un aguacate (palta) maduro
  • Yogur natural

Preparación:

En primer lugar, debes formar una pasta bien homogénea, como si fuera una crema, con el aguacate y el yogur natural, empleando un tenedor, un mortero o la batidora.

A continuación vendrá el momento de la aplicación. Esparce bien por tus pies la mascarilla y luego envuelvelos con una bolsa de plástico a cada uno. Es para mantener el calor y favorecer el accionar de la mezcla. Luego retiras con agua al cabo de unos 20 minutos.

Consejos para prevenir los problemas circulatorios y suavizar sus síntomas en piernas

Consejos para prevenir los problemas circulatorios y suavizar sus síntomas en piernas

retención-de-líquidos_658x400Con la llegada del calor los problemas de circulación se incrementan debido al efecto vasodilatador que tienen las altas temperaturas sobre las venas. Los síntomas más habituales de lo que se conoce popularmente como “mala circulación” son:sensación de pesadez en las piernas, cansancio, hinchazón, hormigueos e, incluso, calambres.

Los problemas circulatorios están fuertemente ligados al factor genético, pero llevar un estilo de vida poco saludable puede favorecer su aparición.El tabaquismo, el exceso de colesterol, la obesidad o el sedentarismo son causas directas de esta molesta dolencia.

Las claves para prevenir los problemas circulatorios y suavizar sus síntomas en verano son:

  1. Procura no estar ni sentada ni de pie durante muchas horas seguidas.
  2. Evita el exceso de sol. Protege tus piernas con un pareo, por ejemplo.
  3. Vigila tu alimentación: modera el consumo de sal, café, alcohol y grasas saturadas. Procura que en tu dieta nunca falten alimentos con efecto antioxidante como los tomates o las zanahorias y ácidos grasos poliinsaturados, como el pescado azul o los frutos secos; ayudarán a que la sangre sea más fluida y disminuirán el riesgo de trombos.
  4. Bebe al menos dos litros de agua al día.
  5. Para aliviar las molestias y favorecer la circulación de la sangre prueba a dormir con las piernas en alto colocándote una almohada debajo de estas.
  6. No abuses de los tacones ni la ropa ajustada.
  7. Termina la ducha aplicándote chorros de agua fría y tibia en las piernas. Si además lo acompañas con un masaje, estimularás la circulación y sentirás un alivio de los síntomas.
Grados de varices

Grados de varices

Las varices tienen cuatro grados o tipos:

Varices Grado I o varículas

En esta etapa, se ven en algunos sitios y a través de la piel, las venas finas de color violáceo. A veces pueden tener forma estrellada, y se denominan arañas vasculares. Por lo general son únicamente un problema de tipo estético pero, en determinadas ocasiones, pueden producir sensación de pesadez y cansancio en las piernas.

Varices Grado II

Las venas se van haciendo más visibles y empiezan a notarse los primeros síntomas como:

  • Pesadez y cansancio en las piernas.
  • Dolor.
  • Calambres.
  • Hormigueos.
  • Sensación de calor o picores y escozores.

Varices Grado III

Las venas están más dilatadas y tortuosas. Los síntomas van aumentando progresivamente, y aparece hinchazón y edemas y cambios de coloración en la piel.

Varices Grado IV

Aparecen zonas eczematosas y úlceras. Las úlceras son difíciles de tratar y pueden infectarse con facilidad.

Viajes Baratos por El Mundo

Viajes Baratos por El Mundo

Artículos de interés en Angiología

Viajes Baratos por El Mundo

Viajes Baratos por El Mundo