Actualmente, la población consulta cada día más con el área de cardiología, frente a ciertos síntomas vinculados con eventos cardiovasculares, tales como la angina de pecho, arritmias y ataque cerebral o ACV.

A continuación, las cinco dudas más frecuentes de los pacientes y sus respuestas, con el propósito de desarticular los mitos y conceptos erróneos, evitar falsas alarmas, ayudar a reconocer las verdaderas señales de alerta y promover la prevención:

1 – ¿Qué es la angina de pecho?

Es un dolor que aparece en el pecho en general como consecuencia de un estrés físico o psíquico y que se describe frecuentemente como opresivo, pero puede ser un peso (la pata de elefante), un ardor o que dura unos minutos y desparecer luego espontáneamente.

Suele irradiar a los hombros y brazos, especialmente del lado izquierdo y hacia la mandíbula o hacia el estómago. Se produce porque le llega poco oxígeno al corazón y esto a su vez se debe a que las arterias coronarias (que son las que llevan el oxígeno al corazón) pueden estar obstruidas.

2 – ¿Qué es una arritmia?

Es una alteración del ritmo cardíaco que se siente como palpitaciones o como pausas en los latidos. Algunas arritmias son asintomáticas y otras pueden producir mareos e incluso pérdida de conciencia.

Pueden causar también falta de aire o dolor de pecho. Muchas son intrascendentes, y en cambio algunas pueden ser muy peligrosas. Su médico puede diferenciar entre ambas y darle el tratamiento adecuado.

Una arritmia muy frecuente, especialmente en la gente de más edad, es la fibrilación auricular. Esta desordena el latido cardíaco y se pierde el ritmo regular. El peligro de esta arritmia es que puede producir descompensación cardíaca, provocar una internación por insuficiencia cardíaca aguda y, además, generar coágulos dentro del corazón que luego pueden ser expulsados hacia el cerebro produciendo un ACV. La importancia de detectar esta arritmia es que existe tratamiento tanto para disminuir significativamente la descompensación cardíaca como para el ACV.

3 – ¿Qué es el ACV?

Es la abreviatura de accidente cerebro vascular y ocurre cuando un vaso sanguíneo que irriga el cerebro se obstruye por un coágulo que se forma allí o por un coágulo que migró desde otro territorio y se aloja allí (eso es una embolia). También puede producirse porque un vaso se rompe, generalmenta a causa de una debilidad de la arteria sumada a hipertensión arterial.

Los síntomas que pueden aparecer son: debilidad o entumecimiento repentinos en la cara, el brazo o la pierna, especialmente si ocurre en un lado del cuerpo; confusión repentina, dificultad inesperada para hablar o entender; dificultad repentina para ver con un ojo o con ambos; dificultad para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación, de carácter repentino; dolor de cabeza intenso y repentino, sin causa conocida.

4 – ¿Qué se puede hacer para prevenir los ataques cardíacos y cerebrales?

Llevar un estilo de vida saludable o sea:
No fume.
No deje que fumen a su lado.
No coma grasas.
Modere el consumo de sal.
Haga 3 horas de ejercicio por semana.
Busque hasta la más mínima posibilidad de estar activo, use escaleras, baje del colectivo unas paradas antes o deje el auto estacionado lejos.
Controle regularmente la presión y el colesterol.
Tome todos los medicamentos que le recetaron.
Controle el peso.
Evite el estrés.
Concurra regularmente a ver al médico.

5 – ¿Qué es un infarto agudo de miocardio?

Se produce cuando se tapa bruscamente una de las arterias que le lleva sangre al corazón. Luego la zona del músculo cardíaco que irriga esa arteria, comienza a morir. El daño aumenta con el tiempo durante el cual la arteria permanece obstruida y es por eso que es tan importante actuar de inmediato, ya que la obstrucción se puede liberar con medicamentos o con una angioplastia.

La angioplastia no es una cirugía mayor, se realiza colocando un catéter (tubo delgado) a través de una pequeña punción en una arteria del brazo o de las piernas hacia el corazón. La arterIa bloqueada se abre con la ayuda de un pequeño balón que se infla dentro de ella y puede colocarse un stent que es como un rulerito que evita que una vez abierta la arteria, se vuelva a cerrar.

Los síntomas del infarto agudo de miocardio son similares a los de la angina de pecho pero usualmente son de mayor intensidad, más prolongados en el tiempo y pueden o no vincularse a la actividad física, frecuentemente aparece en reposo. Puede sentir además falta de aire, sudoración fría, náuseas y mareo.

Síntomas para tener en cuenta: si usted o un familiar padecen un dolor o molestia en el pecho deben consultar de inmediato, ya que su vida puede estar en peligro y, si se confirma el origen cardíaco, pueden estar muchísimo más protegidos bajo control médico.

* El dr. Guillermo Liniado es cardiólogo, miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología, investigador y autor de varios capítulos en libros de la especialidad y director del Departamento de Cardiología de ALPI.

A %d blogueros les gusta esto: